La residencia para prácticas se trata de una autorización que puede solicitar una empresa o entidad de acogida para que un ciudadano extranjero pueda residir en España y participar en un programa de prácticas mediante la firma de un convenio de prácticas o de un contrato de trabajo en prácticas con la finalidad de mejorar los conocimientos, la práctica y la experiencia en un entorno profesional.

Requisitos: ¿Cómo Solicitar la Residencia para Prácticas?

Los requisitos a cumplir, son los siguientes:

– No ser ciudadano de un Estado de la Unión Europea, del Espacio Económico Europeo y de Suiza, o familiar de ciudadanos de estos países.

– Carecer de antecedentes penales en sus países anteriores de residencia durante los últimos cinco años por delitos previstos en el ordenamiento español y no figurar como rechazable en el espacio territorial de los países con los que España tenga firmado un convenio en tal sentido.

– Encontrarse regularmente en territorio español, si la solicitud se realiza desde dentro de España.

– Haber obtenido un título de educación superior, englobando ésta a la enseñanza universitaria, las enseñanzas artísticas superiores, la formación profesional de grado superior, las enseñanzas profesionales de artes plásticas y diseño de grado superior y las enseñanzas deportivas de grado superior, en los dos años anteriores a la fecha de la solicitud o estar realizando estudios que conducen a la obtención de un título de educación superior, debiendo ser titular de una autorización de estancia por estudios, si los mismos son realizados en España.

– Las prácticas se deberán efectuar en el mismo campo académico y al mismo nivel de cualificación que el título de educación superior o el programa de estudios referido. Y dentro de un programa soportado por un contrato de trabajo en prácticas o convenio de prácticas, es decir, siendo admitido o contratado en una entidad pública o privada.

– Tener cobertura sanitaria en España, ya sea por tener cobertura en Seguridad Social Española a través del alta laboral del contrato, o con la contratación de un seguro médico privado.

Beneficios para la residencia para prácticas:

Este tipo de autorización de residencia beneficia a las empresas interesadas en contratar a un trabajador extranjero en que no tengan que pasar por los largos procedimientos de extranjería para conseguir el permiso de trabajo y finalmente poder dar de alta al trabajador. Y con ello, al establecer una relación laboral en prácticas o por un convenio de prácticas, suponen cierta flexibilización para la organización de la empresa, así cómo mayor eficiencia y tiempos de respuesta más rápidos.

La tramitación de este tipo de autorización es bastante recurrida entre nuestros clientes, tanto los propios alumnos como las empresas interesas en contratarlos, ven en esta gestión una solución bastante rápida y factible para contar con un nuevo trabajador en un plazo breve de tiempo.

Dpto. de Extranjería, Movilidad internacional y Nacionalidad

Dpto. de Extranjería, Movilidad internacional y NacionalidadMargarita Quijada Contreras

margaritaquijada@goygentile.com