Desde la proclamación del estado de alarma, por parte del gobierno español, el día 14 de marzo de 2020, el objetivo de toda empresa se ha convertido en alcanzar un nivel de rendimiento que le haga obtener los beneficios necesarios para crecer en el mercado, sin embargo, en algunas ocasiones los gastos originados con la actividad son demasiado elevados y el margen de beneficios no cumple con las expectativas previstas por la empresa.

Con la crisis derivada de la pandemia del COVID-19 muchas empresas han visto paralizada o reducida su actividad, de tal forma que sus gastos superan con creces a los ingresos. El objetivo de este artículo es ofrecer las posibilidades que tiene una empresa para ahorrar en gastos. Estas son las opciones:

  • Aplazamiento de impuestos: se puede optar por el aplazamiento de la deuda tributaria derivada de los impuestos trimestrales, es decir, en el momento de presentar las autoliquidaciones se podrá solicitar el aplazamiento de la deuda con las siguientes particularidades:
    1. Se puede solicitar el aplazamiento por seis meses.
    2. Durante los tres primeros meses no se devengarán intereses de demora, los cuales si se devengarán del mes cuatro al mes seis del aplazamiento.
    3. No será necesario presentar un aval para solicitar dicho aplazamiento.
  • Instar concurso de acreedores: mediante el concurso de acreedores, existen diversas ventajas para solucionar los problemas de liquidez, entre otras:
    1. Se suspenden los pagos de las deudas nacidas con anterioridad a la declaración del concurso.
    2. Se paralizan los devengos de intereses de las deudas existentes, excepto de aquellas que gocen de garantía hipotecaria.
    3. Se paralizan los embargos y ejecuciones de los acreedores, excepto la ejecución hipotecaria de la vivienda habitual.
  • Gestionar el reparto de recursos. Controlar a qué departamento va destinada la mayor inversión dineraria y si es éste el que genera más beneficios, de forma que se pueda valorar cuál es el departamento que más va a sacar rendimiento de esa inversión.
  • Control de pagos de clientes. Teniendo una buena organización de los clientes que todavía no han pagado es esencial para hacer un seguimiento y solicitar el pago por los servicios prestados. Así mismo, será bueno valorar su permanencia o no en la cartera de clientes de la empresa.
  • Planificar. Antes de realizar cualquier operación es útil saber en qué gastos va a incurrir la empresa, pero sobre todo qué ingresos se esperan, de tal forma que la toma de decisión esté basada en un buen estudio del estado económico de la empresa.
  • Renting. Es una opción de ahorro por varios motivos. En primer lugar, no será a cargo de la empresa el gasto de reparación y, en segundo lugar, puede descontarse el gasto de las facturas con las resoluciones anuales y trimestrales. Además, se contará con material nuevo cada vez que transcurra el plazo establecido en el contrato de renting.

Además, el impacto económico que ha provocado el COVID-19 ha llevado a muchas empresas a tomar decisiones para garantizar su liquidez. A corto plazo, se recomienda analizar las distintas variables que puedan afectar a los estados financieros de la compañía, y a largo plazo, se puede optar por la reducción de costes y el manejo de efectivo a través del ahorro en gastos, así como la activación de palancas de generación de liquidez, entre otras la venta de activos.

También será importante que las áreas fiscales y legales de las compañías estén actualizadas por lo que a medidas legislativas respecta, principalmente en lo que a medidas tributarias respecta, para beneficiarse de las mismas e intentar mantener la liquidez el mayor tiempo posible.

En estos momentos de crisis, las empresas deberán trabajar para mejorar la productividad y ahorrando en costes y para ello, es aconsejable aprovechar las ventajas que ofrecen los avances tecnológicos, siendo imprescindible la idoneidad de la organización del propio negocio.

En suma, existen muchos medios y opciones para poder reducir al máximo los gastos y optimizar la liquidez de una empresa que se hacen más necesarios en estos momentos de crisis e incertidumbre provocada por el COVID-19.

En este sentido, ponemos nuestra experiencia a la disposición de nuestros clientes para consultas y acceso a ayudas de forma inmediata y urgente.

Contacto:

Lucía Goy Mastromiechele

luciagoy@goygentile.com

+34 626 118 451

Tania González Umpiérrez

taniagonzalez@goygentile.com

+34 604 510 566

HelpDesk Covid-19

covid.19@goygentile.com

abogados@goygentile.com

+34 91 435 45 19